Descomposición familiar deriva violencia

untitled-6
Mexicano gana WSA 2016
octubre 20, 2016

Descomposición familiar deriva violencia

untitled-5

El incremento de la violencia en México deriva de la descomposición social y familiar, sobre todo por la falta de presencia de los padres en casa para atender desde temprana edad a los hijos, por lo que la iniciativa en el Congreso de la Unión de permitir la portación de armas de fuego sería un grave error, opinaron académicos de la Universidad de Guadalajara.

El doctor Omar Matsui Santana, jefe del Departamento de Ciencias Sociales, mencionó que lamentablemente falta una estructura básica de familia desde la infancia, por la necesidad económica de los padres de salir a trabajar y dejar desde muy pequeños a los hijos en guarderías durante la mayor parte del día; donde por mejor que sea la atención, no suplen el tiempo y transmisión de mensajes que debe recibir el menor de los padres, lo que genera inseguridad, desapego e individualismo.

“Hablamos de hace 40 años donde había alguien que cuidara a los niños, el desarrollo, estar al pendiente; en la actualidad por necesidades de la crisis económica a nivel mundial, papá y mamá deben salir a trabajar y desde muy temprana edad cuando se generan sistemas de apego en la personalidad de los niños y niñas se deja al cuidado de otras personas en guarderías, esas situaciones se ven en diferentes tipos de violencia dado la disfunción familiar por la falta de cuidado de los hijos”, explicó Omar Matsui.

Por su parte, Francisco José Gutiérrez Rodríguez, jefe del Departamento de Psicología Básica, mencionó que la sociedad mexicana no está preparada para tener armas de fuego en su hogar o vehículo por lo que sería un terrible error que se legislara a favor bajo el supuesto argumento de protección.

“Lamentablemente la población no está preparada ni siquiera para el uso de armas de fuego; si en este momento un delincuente se introduce al hogar, la persona detonará el arma de fuego y con ello una serie de responsabilidades legales; hay otro fenómeno que es la memoria muscular que la persona al tener un arma, su tendencia va a ser a disparar y no necesariamente la población ni está siendo capacitada, ni se están dando valoraciones psicológicas profundas para ver si este sujeto puede tener un arma de fuego”, opinó Gutiérrez Rodríguez.

Tan sólo ver algunos casos que se han registrado en el país y en Jalisco mismo, como el más reciente de la Fiscalía General, donde una persona con problemas psicológicos detonó su arma de fuego contra personal de la dependencia; y ni qué recordar los múltiples casos de niños y adolescentes en las escuelas de Estados Unidos, que matan a sus maestros y compañeros al tomar el arma que legalmente tiene papá en casa.

No se puede llegar a eso, por el contrario, se debe prevenir aún más los actos de violencia que se viven en México para no escalar a niveles como los que se dan en otros países del mundo, coincidieron ambos académicos en el marco de la Cátedra Iberoamericana, Pedro Lain Entralgo.

Cabe mencionar, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2015 se registraron 32 mil 909 homicidios en el país. En Jalisco la tasa fue de 15 homicidios por cada 100 mil habitantes, más del doble de la tasa internacional.

En cuanto a suicidios, del año 2000 a 2014 se elevó la tasa de 3.5 a 6.2 por cada 100 mil habitantes, en Jalisco la tasa es de 6.4 por encima de la media nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *